Edificar la Iglesia

A vosotros los jóvenes03/07/2017

“Tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi Iglesia; y el poder de la Muerte no prevalecerá contra ella. Yo te daré las llaves del Reino de los Cielos. Todo lo que ates en la Tierra, quedará atado en el Cielo, todo lo que desates en la Tierra, quedará desatado en el Cielo” (Mt 16, 18-19).

Leer más

Desgracias ajenas

A vosotros los jóvenes01/06/2017

Ocurren en el vasto mundo que nos rodea un sinfín de calamidades. O, mejor dicho, de desgracias. Y lo peor de todo ello –además de extraño- es que nos hemos acostumbrado a ignorar tales dramas, a escucharlos y olvidarlos, a no dedicarles más de cuatro ó cinco minutos de reflexión mientras vemos los telediarios.

Leer más

A colegiales recién graduados

A vosotros los jóvenes02/05/2017

Hace poco me tocó clausurar el acto de graduación de un colegio, y traté de hacerlo exponiendo algunas de las reflexiones que me suscitan los jóvenes actualmente, entre los que me incluyo. 

Leer más

Más lecciones de la edad

A vosotros los jóvenes03/04/2017

Hace un mes expuse necesidad de reconsiderar la atención que nos merecen los ancianos -o la gente mayor en general-, porque con su experiencia nos iluminan a los jóvenes y procuran, de modo más o menos expreso, que no tropecemos en las mismas piedras que ellos.

Leer más

Lecciones de la edad

A vosotros los jóvenes03/03/2017

Una de las características de la gente anciana, o de la entrada en años, es que juegan con la ventaja de la experiencia. Pienso a menudo en ello cuando veo actuar a la directora de un colegio que frecuento por motivos laborales. 

Leer más

Suyo es el reino de los cielos

A vosotros los jóvenes03/02/2017

Hemos celebrado hace poco el misterio de la Navidad, que es precisamente eso: un misterio. Y aún a riesgo de afirmar imprudencias o de concluir desaciertos, creo que a todos nos conviene detenernos con frecuencia a reflexionar acerca una realidad tan rica, tan profunda, tan asombrosa.

 

Leer más

Maravillarse

A vosotros los jóvenes02/01/2017

Hoy pensaba aludir al nuevo año que comenzamos, con energías más o menos renovadas, y a las esperanzas que depositamos en nuestro día a día. Pero, a raíz del periodo navideño, prefiero centrar la atención en otra cuestión, a saber, en la urgencia de perfeccionar nuestra capacidad de admiración.

Leer más

Páginas